HISTORIA

1er Cursillo en Almería- Vélez-Rubio 12 al 15 Octubre de 1960

Los inicios

El Movimiento Cursillos de Cristiandad inició su andadura en nuestra Diócesis de Almería, con un puñado de hombres de Acción Católica encabezados por Rafael Romero Castro y José Aguilera Navarro; más tarde Manuel Román González José Escoriza Carmona. Pues bien, los dos primeros, habían asistido al Cursillo nº 34 de la Diócesis de Cartagena-Murcia, y gratamente impresionados por la experiencia vivida y conocidos los magníficos resultados obtenidos en la diócesis vecina por los Cursillos de Cristiandad, junto a al sacerdote Ecónomo Diocesano y Consiliario de Acción Católica Don Salvador Cánovas Albadalejo, se entrevistan con el Obispo el Dr. Don Alfonso Ródenas García, movidos por el Espíritu y comprometidos en la necesidad de la evangelización de su nuestra Iglesia Diocesana, consiguen la autorización para que los Cursillos de Cristiandad se puedieran impartir en Almería.

 

El Obispo

Ocupaba la Sede de San Indalecio, cuando Cursillos de Cristiandad daba sus primeros pasos en Almería, el Excmo. y Rvdmo. Dr. Don Alfonso Ródenas García, habiendo tomado posesión de la misma, el día 12 de Octubre de 1947, nacido en Murcia, de ahí posiblemente su carácter emprendedor, creó varias Guarderías en barrios marginles de la ciudad, y ejecutó dos grandes obras de primer orden como fueron, el actual Seminario Diocesano "San Indalecio" y el entonces Seminario de Verano "Mater Salvatoris" y hoy Casa de Espiritualidad "Reina y Señora" de Aguadulce, que tan unida está a la historia del Movimiento  Cursillos de Cristiandad en Almería. 

Así pues durante los días 12 al 15 de Octubre de 1960, bajo la advocación de Nuestra Señora la Virgen del Pilar, y en el Palacio de las Damas Catequistas “Dolores Rodríguez Sopeña”, sita en la calle del Mercado, en la ciudad de Vélez-Rubio (Almería), tuvo lugar el primer Cursillo de Cristiandad en nuestra diócesis.

El Equipo de Responsables iniciadores fue:

 

Director Espiritual, M.I. Sr. D. Bartolomé Ballesta Vivancos; Rvdos. Luís González García, párroco de Vélez-Blanco; Rafael Romero Robles, párroco de San Sebastián –Almería; Francisco Rodríguez Casas, párroco de Dalías; Francisco López López, párroco de San Pedro –Almería; y Domingo García Rubio, párroco de Vélez-Rubio

 

Rector: Mariano López Alarcón.

Profesores: Manuel Fernández-Delgado Maroto, Ángel Egea López y Jesús Navarro Fontes.

Auxiliares: Maximino Conesa Esparza y Rafael Romero Castro.

 

La Clausura de este primer Cursillo en nuestra Diócesis fue presidida por el M.I. Sr. D. Salvador Cánovas Albadalejo, Ecónomo diocesano y Delegado diocesano de Acción Católica. Asistiendo más de 500 personas, procedentes de las diócesis de Cartagena-Murcia, Alicante, Granada y Almería.

 

El segundo Cursillo, se celebró en el Seminario Diocesano de San Indalecio en Almería, durante los días 27 al 30 de Diciembre de 1960.

Los siguientes Cursillos se han celebrado desde entonces en la Casa de Espiritualidad “Reina y Señora” en Aguadulce-Roquetas de Mar, salvo algunas excepciones, en la Casa de Oración “El Pocico” en Aguadulce, o bien en la Casa de Oración de las RR. Siervas de la Iglesia “Nuestra Señora de Buenavista” en Los Partidores-La Cañada.

Hemos de destacar la Clausura del Cursillo decimotercero, celebrada el día 16 de Junio de 1962 en la Capilla del Colegio “La Salle” en la ciudad de Almería, donde fue despedido el Equipo de Responsables del Secretariado de Cartagena-Murcia. Como Directores Espirituales: Rvdos. Bartolomé Ballesta, Narciso Dols, Manuel Oliver, Antonio Hernández, Fernando Navarro y Manuel Domínguez. Y como Rectores: Mariano López, Antonio Rocamora, Rafael Pérez, Facundo Garre, José Carpe y Juan Martínez; que hasta la fecha habían venido impartiendo los Cursillos en nuestra diócesis, y que fue presidida por el Obispo de la diócesis  Excmo. y Rvdmo. Dr. Don Alfonso Ródenas García, quien señaló en su alocución a los allí presentes: “…la necesidad de trabajar sin descanso por la extensión del conocimiento del Evangelio”.

 

Por tanto a partir del decimocuarto Cursillo celebrado durante los días 19 al 22 de Septiembre de 1962, ya fueron Equipos de Responsables del Secretariado de Almería. Dirigidos Espiritualmente por Rvdos.: Serafín Sáez Pérez, José García Sánchez, Juan Pardo Jiménez, Gregorio Gea Martínez, Ignacio Prado García s.m., Rafael López Lupiáñez, José Ágis Marín. Y actuando como Rectores: José Escoriza Carmona, Jesús Durban Remón y Francisco Fernández López.

Eran los tiempos del Concilio Vaticano II, de donde van surgiendo Constituciones y Decretos, entre otros el de Apostolicam Actuasitatem, promulgado por el Santo Padre Pablo VI, el día 18 de Noviembre de 1965, sobre el Apostolado Seglar, diciendo en su Exhortación final:“El Concilio exhorta a todos los seglares a que respondan con generosidad al llamamiento de Cristo y a las mociones del Espíritu”

El Cursillo número 1 de Mujeres se celebró en la Casa de Espiritualidad “Reina y Señora” de Aguadulce, los días 14 al 17 de Febrero de 1968. Asistiendo como Director Espiritual: Rvdo. Antonio Martínez Muñoz, y como Rectora: Ana Páez Saura.

 

Nueva etapa

Y dos nuevos Obispos, el primero de ellos Don Ángel Suquia Goicoechea, toma posesión de la cátedra almeriense, el día 16 de Junio de 1966 y estaría en la misma hasta el día 25 de Enero de 1970, al ser proclamado Obispo de Málaga. Por tanto fue el primer Obispo posconciliar, entre otras erigió el Colegio Ángel Suquia hoy Piedras Redondas. Con motivo del Cursillo número 50 de nuestra diócesis, Mons. Hervás  Obispo-Prior de Ciudad Real, comunicó por razón de tal evento a Don Ángel, lo que sigue: "Grabad con fuego, en el recuerdo de esta fecha, la ley de la obediencia en el amor; cumpliéndola, será verdad que, Cristo y nosotros, mayoría aplastante". Así aquella noche del 19 al 20 de Noviembre de 1966, Don Ángel presidió junto al Rector Jesús Durbán Remón, en el Teatro Cervantes, la solemne Clausura del quincuagésimo Cursillo de Cristiandad, a la que asistieron más de dos mil personas venidas de Alemania, Cádiz, Guadix, Huelva, Murcia y Almería. 

 

El segundo, Don Manuel Casares Hervás, que por traslado de su antecesor a la ciudad de Málaga, el día 15 de Mayo de 1970, toma posesión de la Sede vacante de San Indalecio, Mons. Casares Hervás, gran animador de nuestros Cursillos, asistiendo con asiduidad a todas las Clausuras, en la celebrada con motivo del 75 Cursillo, dijo: “…soy testigo y propulsor también de vuestros esfuerzos. Por la continúa revisión de las líneas, métodos y trabajos de los Cursillos, os animo al mejor deseo de servir a Jesucristo y a su Iglesia”.

En su pontificado se creó el Instituto de Estudios Teológicos San Indalecio.

Durante los días 4 al 7 de Mayo de 1977, se celebró en la Casa de Espiritualidad “Reina y Señora” de Aguadulce, el Cursillo 29, último de Mujeres. Siendo su Director Espiritual: Rvdo. José García Sánchez y Rectora: Pepita Guzmán Salazar. El Equipo de Responsables lo formaban entre otras: Antoñita García, Felicitas Ruiz y Solita Alonso. Y asistieron como cursillistas: Laura Negrillo, Ascensión de Aynat e Isabel Maldonado Vallecillos.

Igualmente durante los días 22 al 25 de Junio de 1977, se celebra en la Casa de Espiritualidad “Reina y Señora” de Aguadulce, el Cursillo 91, último de Hombres. Dirigido Espiritualmente por el Rvdo. José García Sánchez. El Rector fue Francisco Fernández López, y en el Equipo de Responsables entre otros: Trino Gómez Campana, Ángel Martínez Moreno, Joaquín Socías Trillo y Esteban Requena Coromina.

 

Luces y sombras

Entre los últimos Cursillos de Hombres y Mujeres citados y el primer Cursillo Mixto, sucedieron algunos acontecimientos podríamos decir, preocupantes para nuestro Movimiento, pues en la Comunidad-Escuela sucedieron grandes tensiones tanto en el interior como del exterior, posturas encontradas. Algunos miembros veteranos y los recién incorporados pensaron que no afectaba al carisma y a la esencia del Cursillo, que no fuese separado para hombres y mujeres, y que se era igualmente fiel al Movimiento, con Cursillos Mixtos o no. Así que hubo más tensiones aún y llegó la ruptura. Muchos de los miembros se marcharon, también ocurrió con algunos directores espirituales, que abandonaron el Movimiento por esta razón.

Estos problemas no solo se sufrieron el Almería, ocurrió igual en otras diócesis, en algunas de ellas incluso desaparecieron.

Todo esto sucedía siendo Consiliario Nacional Mons. Capmany, y Presidente Nacional Miguel Costales. Y en nuestra diócesis el Rvdo. José García Sánchez era Consiliario Diocesano y Francisco Fernández López, Presidente del Secretariado.

 

Vuelta a la normalidad

Así pues el Cursillo Mixto experimental en nuestra diócesis se celebró durante los días 17 al 20 de Mayo de 1978, asistiendo solo componentes de la Comunidad-Escuela del MCC de Almería. Dirigido Espiritualmente por los Rvdos. Ignacio Prado s.m.; Francisco Navarrete Serrano, José Ágis Marín, Eduardo Fernández Fígares, Esteban Belmonte Pérez y Pedro Pizarro Márquez. El Rector fue: Antonio Pérez Salas, y el Equipo de Responsables entre otras lo formaban: Antonia Pérez Fernández y Carmen Belda Alberti.

Y el Cursillo Mixto número 1 de la Diócesis de Almería, tuvo lugar en la Casa de Espiritualidad “Reina y Señora” de Aguadulce, durante los días 21 al 24 de Febrero de 1979. Siendo Directores Espirituales: los Rvdos. Ignacio Prado García s.m., Francisco Navarrete Serrano y Juan José Quiñonero Buendía.

El Coordinador fue: Francisco Fernández López y el Equipo de Responsables estaba formado entre otros por: Antonio Molina Aguilera, Julia Sánchez Manrique, Ramón Durbán Remón, Solita Alonso Romera e Isabel y Juan Antonio Maldonado Vallecillos. Y asistiendo al mismo como invitado especial, Antonio Illana Moya, Presidente del Secretariado Diocesano de Jaén y miembro de la Comisión Permanente, en representación del Secretariado Nacional del MCC.

 

Juan Manuel Góngora Ramos

Presidente Secretariado Diocesano MCC

Almería

COMUNIDAD-ESCUELA DE RESPONSABLES DEL MCC EN ALMERÍA. jmgr