El Movimiento Cursillos de Cristiandad peregrina a la S.A.I. Catedral de la Encarnación por el "Año de la Fe"

Presididos por nuestro Consiliario Diocesano D. Emiliano Abad Berjón y Don Jesús Tortosa, Párroco de Viator, que también quiso acompañarnos en esta ocasión, lo que agradecemos de todo corazón, vivimos la peregrinación y posterior celebración Eucarística, con el gozo y alegría en Jesús Resucitado, en nuestra Santa y Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación, donde fuimos acogidos por el Sr. Deán D. Juan Torrecillas Cano, a quien igualmente agradecemos su calor y cercanía para con este movimiento evangelizador  de la iglesia diocesana como es CURSILLOS DE CRISTIANDAD. Todo ello con el único fin de conmemorar los 50 años desde el inicio del Concilio Vaticano II, que el Papa emérito Benedicto XIV proclamó AÑO DE LA FE, y que ha comprendido desde el 11 de octubre del 2012 hasta el próximo 24 de noviembre de 2013. Lo hizo con una Carta Apostólica en forma de Motu propio llamada "Porta Fidei". Este extraordinario acontecimiento para el año 2013, también marca los 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. El Papa utilizó esa coincidencia para dar más relieve a este AÑO DE LA FE. Es un año de transformación, un año para profundizar y actualizar nuestra conversión a Cristo. Se pretende, por tanto, no inventar nada nuevo, sino vivir, en mayor plenitud, nuestra fe en Cristo y esa fe profundizada y vivida,  quiere irradiar una estela DE COLORES en nuestra Iglesia diocesana de Almería. Pues es “la fe que actúa por el amor” (Gal 5,6). Tras la referida acogida por parte del Sr. Deán, el Presidente Diocesano del MCC Juan Manuel Góngora Ramos, proclamó la monición ambiental de la que podemos destacar: “…La comunidad cursillista de la Diócesis de Almería, quiere dar gracias a Dios, por los 53 años de su acción evangelizadora en la Diócesis de Almería, ya que son más de 8.000 fieles, los que han vivido y experimentado con gozo nuestros Cursillos. Por ello cada día nos sentimos más ilusionados y esperanzados en que nuestra misión, Dios mediante,  con la Gracia de Nuestro Señor Jesucristo y con la acción del Espíritu Santo, fructifique cada día más y más  en la extensión de su Reino, que reine la Paz, la Justicia, la Verdad y el Amor.” Al término de la solemne Eucaristía, se realizó la Profesión de Fe, en la capilla de San  Indalecio, y ya en el trascoro de la Catedral, rezamos la Salve a nuestra madre la Santísima Virgen, y oramos por la intenciones de S.S. el Papa Francisco, tras la cual con gran alegría y haber recogido la invitación de nuestro querido Obispo y Pastor Don Adolfo, en este Año de la fe, a reflexionar sobre la fe. Vivir aquella enseñanza de los apóstoles (He 3,42), aquella frecuencia en la doctrina con que los cristianos se distinguían en la primera generación cristiana. Fe testimoniada por la vida del cristiano en medio del mundo. Para finalizar nos hicimos la fotografía de familia, agradeciendo a Dios tanta gracia recibida, cantando el DE COLORES!!!

Manuela Matarín Ayala                                                                                     Vocal del Secretariado para los M.C.S.