ULTREYA INTERDIOCESANA ALMERÍA, GRANADA, GUADIX 2015 EN EL SANTUARIO DEL SALIENTE EN ALBÓX (ALMERÍA)

El pasado 25 de Abril, en el Santuario de Nuestra Señora del buen Retiro de Desamparados del Saliente, en término de Albóx (Almería), donde nos reunimos cursillistas de dos de las diócesis andaluzas previstas, Almería y Guadix, pues Granada por causas ajenas a su voluntad no lo pudo hacer. Si bien estuvo presente en Espíritu y en nuestros corazones. En Secretariado Diocesano de Almería, organizó esta Ultreya Interdiocesana, que fue como en anteriores ediciones, motivo de alegría y comunión para la Iglesia y para el Movimiento Cursillos de Cristiandad. A las 11:00 horas, se iniciaba la misma con la Oración y acogida a los  participantes del encuentro. Medio centenar de fieles venidos de ambas diócesis, encabezando las mismas los Presidentes de los Secretariados, de Almería Juan Manuel Góngora Ramos; y de Guadix Ambrosio Pérez Vera; junto al rector del Santuario y párroco de Albóx, Rvdo. Rafael Zurita; Director Espiritual,  Rvdo. Leovigildo Gómez Amezcua, de la diócesis de Guadix, y el P. André Berger (Focolar) de la diócesis de Almería. A las 11:20 Saludo y bienvenida del Presidente del Secretariado Diocesano de Almería, Juan Manuel Góngora Ramos. Y a continuación la reflexión de José Manuel Martínez Salmerón, Vocal de Escuela de Almería, titulada: "¡Y después de la Semana Santa, qué!". Tras un participado y animado coloquio, la Eucaristía, presidida por el Rvdo. Leovigildo Gómez, y concelebrando el Rvdo. Rafael Zurita y el P. André, finalizando con una poesía dedicada a la Virgen del Saliente, declamada por su autora Mariluz Segovia. Seguidamente la comida fraternal. Ya en la sobremesa, el Presidente Juan Manuel Góngora Ramos, obsequió a la Escuela de Guadix en la persona de su Presidente, Ambrosio Pérez Vera y Sacerdotes, con un poster recordatorio del evento, igual al que se adjunta. Con la animada sobremesa, fotografía de familia y el abrazo de despedida entre los participantes, concluyó tan alegre jornada en convivencia y oración. Y llenos del amor a nuestra madre la Virgen María, en su advocación del Saliente, conocida por la Pequeñica, regresamos a nuestros lugares de origen en su compañía.

Siempre DE COLORES!!!